close

Ateneo Riojano

C/Muro de Cervantes, 1-1º - 26001 Logroño (La Rioja) España - 941 251 938.
Ateneo riojano
Los inicios

Como ya es sabido el Ateneo Riojano se constituyó formalmente el seis de Enero de 1923.

Desde su inicio la biblioteca tuvo gran importancia, tal como nos cuenta el libro: El Ateneo Riojano o “la casa de todos”, de tal forma que “en agosto el número de volúmenes ascendía casi a dos mil”. Cinco años después, según la misma fuente, tenía casi diez mil ejemplares, mientras que el número de lecturas oscilaba entre treinta mil y cuarenta mil anuales. Todo esto ocurría en una población de treinta mil habitantes y el Ateneo alcanzó el número de mil socios, siendo el cuarto Ateneo de España por número de afiliados.

El único documento escrito de la biblioteca del Ateneo de esta primera época, que tenemos hoy, es el libro de registro de la misma que se encuentra en el Archivo Histórico de Logroño y consta, sólo, de las 15 primeras páginas, pasando después a ser el libro de registro de la Confederación Nacional de Sindicatos (CNS).

Según la directora del Archivo Histórico de Logroño Micaela Pérez Sáenz, el primer volumen registrado de la biblioteca el 4 de enero de 1930, fue “El alma de España” de Havellok, Ellis, con encuadernación en rústica.

El listado consta de 322 apuntes, algunos libros destacados son “reforma o revolución “ de Rosa de Luxemburgo, “La rebelión de las masas” de Ortega y Gasset, o “Geografía Universal”, tomo IV de Vidal Le Blanche, en 1931.

Posteriormente la guerra civil rompió - como tantas otras existencias- la vida ateneísta. Muchos de los libros de la biblioteca fueron arrojados por las ventanas, quemados o expoliados.

Hasta el año 1977 no se reinicia el Ateneo Riojano. En esta nueva época se recuperan ciertos libros desaparecidos, bien porque algunas de las personas que los tenían en sus casas, al reabrirse la institución, los devolvieron; o bien porque miembros de las juntas directivas de entonces o personalidades de la época los re-compraron en librerías de antiguo y mercadillos, al encontrar en ellos el exlibris del Ateneo Riojano.

Desde 1977, como puede apreciarse en sus estatutos de ese mismo año, se le concede gran importancia a la biblioteca, de modo que entre las personas de la junta directiva hay un bibliotecario y un sistema de préstamo a los socios.

En el libro El Ateneo Riojano o “la casa de todos , consta que la persona que dio vida a la biblioteca y se encargó de ella, hasta 1992, fue Florencio Blanco.

Blanco llegó a completar una “espectacular hemeroteca de temas riojanos y un archivo muy valioso de materiales fotográficos, reportajes y artículos sobre el proceso autonómico. Parte del mismo fue expuesto durante los actos de su homenaje, en el Ateneo, en una exposición fotográfica. “. El homenaje se realizó del 25 al 29 de mayo de 1992. En una entrevista mantenida por los autores en 1999, con diversas personas de las juntas del Ateneo Riojano, se expone que, ya en 1999, gran parte de ese material estaba en paradero desconocido. (pp201).

Por informaciones verbales de los ateneístas más antiguos, parece ser que de esa época y de la década posterior es la rehabilitación de volúmenes desgastados por el fuego y por una posterior inundación. Son volúmenes de gran interés y antigüedad forrados a mano, para protegerlos del deterioro ya manifiesto.
El libro de registro de la biblioteca y las fichas manuales que se conservan en sus correspondientes cajas proceden de una catalogación de finales de los 90, sin acabar.
Dicha informatización de la biblioteca permaneció sin concluir desde el año 1999 hasta el 2007, ya que la entidad no disponía de los fondos necesarios para poder hacerlo.

La antigua biblioteca